que-es-la-comunicacion-responsable-alba-sueiro-roman-blog

Qué es la comunicación responsable y cómo beneficia a tu marca ética

Marcas responsables, marcas éticas, marcas conscientes… Cuando hablamos de negocios como el tuyo, siempre aparecen palabras como estas. Pero, ¿es una marca realmente responsable si su comunicación no lo es tanto? Para responder a esa pregunta hoy quiero hablarte de qué es la comunicación responsable y cómo beneficia a tu marca.

Índice

Por qué el marketing y la comunicación tradicional no funcionan para las marcas responsables

Por definición, una marca responsable es una empresa que pone el cuidado del planeta y quienes lo habitan por delante del beneficio económico a toda costa.

Pero este concepto de responsabilidad no está restringido solo al producto o servicio que esa marca vende, sino también a todos sus procesos: cómo trata a sus trabajadores y trabajadoras, en qué tipo de colaboradores o colaboradoras confía, dónde paga sus impuestos….

Y la comunicación no es una excepción.

Fíjate, llevo desde 2018 dedicándome a la comunicación para marcas responsables y en estos pocos años me he dado cuenta de algo: existe cierto rechazo al marketing y la comunicación.

  • Por un lado, de parte de los consumidores y las consumidoras responsables. Esas personas están hartas del marketing y la comunicación que utiliza la presión, el miedo, la urgencia, la insatisfacción, la inseguridad o las necesidades creadas para vender. Y, por lo tanto, no se acaban de fiar de las empresas que usan las mismas estrategias.
  • Pero por otro lado, las personas que tienen marcas éticas también rechazan el marketing y la comunicación tradicionales, porque no se sienten representadas por esa manera de comunicar y no quieren que sus clientes piensen que son iguales que las demás marcas. Porque no lo son.

Esta situación tiene consecuencias importantes para las marcas responsables que, como no encuentran otra manera de comunicar escogen uno de estos caminos:

      1. No comunicar y confiar en el boca a boca.
      2. Comunicar de manera fría y con textos que no demuestran el valor de lo que ofrecen, para no arriesgarse.
      3. Ceder y empezar a utilizar trucos de marketing y comunicación con los que no se sienten cómodas: banners intrusivos, ofertas con relojes que cuentan los minutos que faltan para que el descuento termine, textos agresivos que solo ponen en valor el precio del producto o que retan a la persona que los lee apelando a la culpabilidad o el miedo, etc.

Al llegar a este punto, seguro que te estás preguntando: ¿Hay una cuarta vía?

La respuesta es sí, la hay.

Y estoy segura de que te va a encantar.

Comunicación responsable: la manera ética de comunicar

Como no me van a dar el Premio Nobel de naming, he decidido dejarme de originalidades y llamar a esta cuarta vía “comunicación responsable”.

¿Y qué es la comunicación responsable?

Pues una comunicación:

  • Honesta y transparente: que no intenta engañar para conseguir sus objetivos y que convence sin recurrir a manipulaciones o presiones.
  • Clara: que facilita el entendimiento entre las marcas éticas y sus clientes, y que habla de manera sencilla y accesible para todo tipo de personas, sin tecnicismos o términos rebuscados.
  • Inclusiva: que refleja y reivindica la diversidad, combate la discriminación de género, raza, físico, capacidades o edad y no fomenta estereotipos.
  • Útil: que se basa en un análisis objetivo y que sirve para generar cambios positivos tanto en la empresa como en el entorno que la rodea. 
  • Respetuosa: que considera al público al que se dirige personas antes que consumidores o consumidoras. Una comunicación empática que se pone en la piel de quien recibe sus mensajes.
  • Sostenible: que evoluciona para que sus procesos comunicativos reduzcan  el daño que hacen al medio ambiente a la vez generan cambios positivos reales en la sociedad.
  • Informada: que utiliza el término correcto para cada ocasión y no confunde al público al que se dirige. Porque no es lo mismo huella ambiental que huella de carbono o impacto que externalidades negativas.

Por qué empezar a implementar la comunicación responsable en tu marca

1. Porque, como marca, tienes una exposición. Y, por lo tanto, una responsabilidad

Hala, ya lo he dicho.

Aunque en la era de internet parece que todo el mundo puede publicar lo que quiera y sin ninguna consecuencia, lo cierto es que, como marca, tienes una responsabilidad con las personas que reciben tus mensajes.

Una responsabilidad que, además, es mayor cuanto más grande es tu audiencia.

Y es que las personas tendemos a interpretar el mundo con los mensajes que nos rodean.

  • Por ejemplo, no son pocos los estudios que aseguran que hay una relación directa entre la prevalencia de cuerpos delgados en la publicidad y la comunicación con el aumento de trastornos alimenticios en adolescentes.
  • U, otro ejemplo, es innegable que los estereotipos sexistas de los anuncios y comunicaciones de juguetes moldean la visión del mundo de niñas y niños. Y el hecho de que, de 100 anuncios de muñecas, 98 estén protagonizados por niñas, provoca que el niño que saca a pasear su muñeca sufra burlas por parte de otros pequeños.

Lo que comunicas como marca tiene un impacto real en cómo las personas perciben la sociedad o normalizan ciertos comportamientos.

Lo que comunicas como marca tiene un impacto real en cómo las personas perciben la sociedad o normalizan ciertos comportamientos.

De ahí, la urgencia de que las empresas (responsables o no) entiendan su responsabilidad a la hora de comunicar.

2. Porque demostrarás a tu cliente que puede confiar en ti

Cuando comunicas de manera responsable debes ser transparente.

Y en un momento en el que 6 de cada 10 personas no se fían de las marcas, la honestidad es más importante que nunca.

Por ejemplo: si haces un descuento, deberías contar por qué lo haces. O si decides crear un nuevo producto o servicio, sería recomendable que compartieras el proceso.

Esta transparencia estrechará la relación con tu cliente y demostrará a esa persona que eres una marca en la que se puede confiar.

3. Porque dejarás de sentir incomodidad al comunicar

Si no te sientes cómoda o cómodo con la comunicación que se supone que deberías hacer, la comunicación responsable es la respuesta.

Poniéndola en práctica tendrás la seguridad de que comunicas de una manera transparente y respetuosa, alejada del estilo chillón que relacionas con el marketing tradicional.

4. Porque crearás un mundo más justo y respetuoso

Y la última razón pero, de hecho, la más vital: porque crearás un mundo mejor.

Puede parecerte que lo que tú haces con tu comunicación no tiene tanta importancia. 

Pero comunicando de manera responsable combatirás estereotipos que impactan de manera negativa en la sociedad, harás que tu comunicación sea clara y llegue a más personas y sentarás un precedente en la comunicación que haga que lo que ahora son prácticas de comunicación y venta tradicionales, sean vistas como lo que son: técnicas poco responsables con las personas y el planeta.

Comunicando de manera responsable combatirás estereotipos que impactan de manera negativa en la sociedad, harás que tu comunicación sea clara y llegue a más personas y sentarás un precedente en la comunicación

Conoce mis servicios de comunicación responsable y consigue que tu comunicación esté a la altura de tu marca

P.D. ¿Qué te parece la comunicación responsable?, ¿te animas a probarla en tu marca?

P.D.2. Si te ha gustado este post, me harías un gran favor compartiéndolo con personas que lo puedan necesitar :).

 

Qué es la comunicación responsable y cómo beneficia a tu marca ética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

bodegon
bodegon
TEST Diagnóstico:
¿En qué punto está tu comunicación?
Descubre en qué fase está la comunicación de tu marca responsable y qué pasos debes seguir para mejorarla en solo cinco minutos.